¿Qué son los ataques de inyección?

En la actualidad nos estamos enfrentando a múltiples tipos de ataques cibernéticos que se expanden continuamente, al punto de volverse una situación intensa que puede salirse de control. Los piratas informáticos utilizan tácticas nuevas y complejas para acceder a los sistemas y robar o modificar datos confidenciales; muchos de ellos se valen de una de las modalidades de ataque más antigua y peligrosa que existe: los ataques de inyección.

Dos tercios de todos los ataques a aplicaciones reportados en el año 2019 fueron llevados a cabo usando ataques de inyección SQL, por lo que cabe preguntarse, ¿qué es un ataque de inyección?, ¿cómo funciona, y qué podemos hacer para prevenirlo y detectarlo?

Sigue leyendo para obtener respuestas a estas preguntas y conocer los diversos tipos de ataques de inyección.

¿Qué es un ataque de inyección?

Vamos a iniciar nuestro análisis comprendiendo que significa “inyección” en el ámbito de la seguridad cibernética; un ataque de inyección es cuando un hacker inyecta un script malicioso en un sistema, aplicación web o en una plataforma para interceptar datos y obtener acceso remoto.

Esta táctica puede ser usada para infectar un dispositivo con malware, afectar sistemas o acceder a puertas back-end; también es usado para secuestrar sesiones y robar datos vinculados a un programa objetivo.

Por ejemplo, los ataques de inyección de código SQL (que se explican con más detalle a continuación) se producen cuando el actor malicioso aprovecha vulnerabilidades dejadas por los desarrolladores, estos proceden a crear consultas dinámicas a la base de dato que pretenden acceder, a través de puntos de acceso ofrecidos por los usuarios de dicho sistema.

¿Cómo funcionan los ataques de inyección?

En un ataque de inyección, los piratas informáticos usan una serie de comandos para interferir con las bases de datos de back-end de manera no autorizada, lo cual es posible dada la dependencia de múltiples sitios web de entradas enviadas por los usuarios, lo cual es un proceso normal ya que las consultas HTTPS se ejecutan a partir de una base de datos. Por ejemplo, cuando un usuario ingresa su nombre de usuario y contraseña, este se coteja con la base de datos de la plataforma, lo que permite que el usuario inicie sesión.

Los atacantes secuestran este proceso usando los campos de entrada para ejecutar scripts maliciosos que manipulan las funciones normales a su favor, anulando la lógica de una consulta y extrayendo los datos que necesitan.

Es importante entender que cualquier sitio web o aplicación que permite a los usuarios cargar o ingresar datos, es vulnerable a estos tipos de ataques cibernéticos por inyección; lo peor es que las consecuencias son nefastas, desde la pérdida, robo y modificación de datos hasta la omisión de autenticación, negación de servicio y sistemas caídos.

Los criminales informáticos incluso pueden usar esta técnica para infectar sistemas con malware, tales como gusanos informáticos, con el fin de robar datos personales de los usuarios y venderlos en el mercado negro. Los ataques de inyección no solo afectan la integridad de los datos de tu dominio, también ponen en peligro los datos de tus usuarios.

Ejemplo de ataque de inyección

En 2014, una banda rusa de piratas informáticos compiló una lista de los sitios web con amplio potencial de vulnerabilidades a ataques de inyección SQL y robó 1200 millones de nombres de usuario con sus contraseñas correspondientes; no existe un registro preciso de cuántas cuentas o personas se vieron afectadas, pero este evento sigue siendo el más grande de este tipo.

¿Cuáles son los tipos de ataques de inyección?

Cualquier empresa con una página web o plataforma que maneje usuarios debe comprender los riesgos y vulnerabilidades de la seguridad cibernética, lo cual incluye saber todo lo referente a los ataques de inyección.

Ataques de Inyección SQL (SQLi)

El lenguaje de consulta estructurado o SQL, según sus siglas en inglés, se usa para mantener comunicación con bases de datos con el fin de recuperar, modificar o borrar información; cuando se lleva cabo un ataque de inyección SQL, los criminales informáticos incrustan instrucciones o comandos SQL maliciosos usando campos de entrada en los formularios web, o ventanas comentarios, también se valen de las ventanas emergentes para capturar, cambiar o manipular datos.

Este tipo de ataque de inyección explota las vulnerabilidades en los procesos de autorización y autenticación de un sitio web, lo que conlleva a que todo el sistema se vea afectado.

Ataques de secuencia de comandos entre sitios (inyección XSS)

Los ataques de secuencias de comandos entre sitios ocurren generalmente en aplicaciones web que permiten el acceso de usuarios dentro de la salida que generan; en esta modalidad los actores maliciosos pueden enviar múltiples usuarios finales un código corrupto sin validación ni encriptación alguna. Los ataques XSS aprovechan esta debilidad para inyectar secuencias de comandos maliciosas en sitios seguros.

Una vez que el usuario final visita dicho sitio, el script se ejecuta y su navegador es vulnerado, lo que permite a los piratas informáticos robar cookies, monitorear la actividad de la red, secuestrar sesiones de usuario y hacerse pasar por víctimas.

Ataques de inyección de código

En esta modalidad, los piratas informáticos ya conocen el código de la aplicación y el lenguaje de programación que deben usar para llevar a cabo la inyección de código, por lo que todo lo que les queda hacer es encontrar una vulnerabilidad y explotarla a su antojo; una vez que lo consiguen solo necesitan inyectar sus scripts corruptos para obtener acceso a comandos del sistema operativo.

Conforme a privilegios del usuario, el atacante puede acceder a todos los datos, corromper todo el sistema o incluso infectarlo con malware híbrido, dado que los exploits de inyección de código se basan en campos de entrada para los usuarios, como campos para la entrada de texto, parámetros HTTP GET/POST/PUT/DELETE, encabezados y cookies.

Ataques de inyección de comandos

Las aplicaciones web necesitan un comando del sistema en ciertas situaciones, si los datos ingresados por el usuario no son validados y restringidos, los piratas informáticos pueden intentar fácilmente un ataque de inyección de comandos con sólo saber qué sistema operativo estás usando (a diferencia de los ataques de inyección de código).

Por lo general, las inyecciones de comandos al sistema operativo se llevan a cabo valiéndose de los privilegios del usuario; una vez ejecutados, estos ataques de inyección pueden comprometer la infraestructura de la aplicación y otros elementos de la infraestructura de la aplicación, tal como los servidores.

Ataque de carruaje e inyección de avance de línea (inyección CRLF)

Los “carruajes” y el avance de línea o CRLF son vulnerabilidades del sistema que permiten a los actores maliciosos inyectar secuencias de caracteres que dividen el encabezado de la respuesta HTTP para escribir contenidos arbitrarios en el cuerpo de esta.

Los exploits de inyección CRLF pueden afectar todo el sistema mediante la incorporación de tácticas de ataques secuenciales de comandos entre sitios.

Ataques de inyección de encabezados a correos electrónicos

Los ataques de inyección a encabezados de correos electrónicos son similares a los ataques de inyección CRLF, estos pueden afectar cualquier aplicación web que utilice ingreso de datos de usuarios (como un formulario de contacto, por ejemplo) para generar y enviar mensajes de correo.

Cuando esta entrada no es validada, los atacantes pueden introducir encabezados con fines maliciosos, inyectando comandos IMAP/SMTP que le indican al servidor de correo una nueva secuencia de instrucciones para que se comporte de manera diferente; si bien estos ataques no son directamente dañinos para el sitio web en cuestión, si son usados frecuentemente para promover spam y phishing.

Ataque de inyección de encabezado de host

Un ataque de encabezado de host HTTP ocurre cuando el servidor de sitio web confía en un encabezado de host sin validarlo primero, por lo cual los atacantes aprovechan dicha vulnerabilidad para inyectar una carga maliciosa en el encabezado del host y así manipular los procesos del lado del servidor.

Dado que los encabezados de host suelen ser controlados por el usuario, los criminales informáticos pueden explotar otras vulnerabilidades que conducen al envenenamiento de la caché en una red, o ataques de inyección SQL y otras debilidades del lado del servidor.

Ataques de inyección LDAP

El protocolo ligero de acceso a directorios o LDAP, según sus siglas en inglés, ayuda a buscar y administrar recursos, controlar el acceso de usuarios y el almacenamiento de credenciales de inicio de sesión dentro de un sistema de red o intranet.

Los piratas informáticos inyectan declaraciones LDAP sin validación para engañar a los estándares de autenticación, lo que les permite obtener acceso no autorizado, robar datos confidenciales y alterar la información del directorio LDAP.

¿Qué vulnerabilidades buscan explotar los ataques de inyección?

Llegado a este punto ya debes comprender un poco más sobre los diversos tipos de ataques de inyección, por lo que podemos repasar cuales son las vulnerabilidades comúnmente explotadas.

Estos tipos de ataques cibernéticos se dirigen a una amplia gama de fallas de seguridad cibernética conocidas colectivamente como vulnerabilidades de inyección, como has podido apreciar, en casi todos estos modos de ataque hay un factor denominador común: los ingresos de usuario sin validar.

Los ingresos de usuarios incluyen cualquier cosa, desde secciones de comentarios y formularios de contacto que usan código JavaScript, hasta consultas de bases de datos, comandos del sistema operativo y el código fuente de la aplicación nativa.

Básicamente, cualquier parte de una aplicación hospedada en la red que permita a los usuarios ingresar o cargar datos, es un foco potencial de ataques de inyección.

¿Cómo podemos detectar un ataque de inyección?

Llegado a este punto, cabe preguntarse ¿cuáles son los signos que revelan o anuncian que nos estamos enfrentando a un ataque de inyección? Estos eventos cibernéticos son complicados y se basan en proceso de prueba y error en sus etapas iniciales, hasta que el hacker encuentra una vulnerabilidad explotable; si nos vamos a la parte práctica, es notoriamente difícil detectar un ataque de inyección mientras ocurre.

Múltiples errores de inicios de sesión fallidos o consultas SQL sin ejecutar pueden indicar un ataque de inyección, como también los intentos fallidos de acceder campos no válidos, procedimientos almacenados o cualquier error que involucre permisos.

Como es de esperarse, es mucho más fácil y eficiente detectar y prevenir este tipo de vulnerabilidades antes que tener que lidiar con ellos. 

Puedes empezar buscando en el código fuente de tu página o aplicación, chequea con atención todas las llamadas a fuentes externas como .exec, runtime.exec, y .XML, entre otras. 

Luego asegúrate de que los datos ingresados por tus usuarios se filtren y desinfectan antes de ser usados para generar datos de salida o de que sean registrados en la base de datos de la aplicación o página.

Es necesario aprender a reconocer el malware, ya que los ataques de inyección SQL pueden infectar tus dispositivos con virus, spyware, y troyanos; esta es una forma indirecta de detectar cualquier posible ataque de inyección.

Otra forma más fácil de detectar las debilidades expuestas a ataques de inyección es mediante el uso de un escáner de vulnerabilidad web automatizado, el cual funciona de forma similar a una herramienta de prueba de penetración, ya que detecta los vectores de ataque y evita que los atacantes ingresen a tu sistema; de forma alternativa también puedes llamar a un grupo de expertos para que te ayuden a encontrar y parchear cualquier vulnerabilidad de inyección en los sistemas de tu sitio web o aplicación.

¿Cómo prevenir los ataques de inyección?

Este es el mejor momento para aprender a prevenir el SQL y otros tipos de ataques de inyección, la mejor medida que puedes tomar es encriptando tus aplicaciones web de forma segura; estas son algunas de las mejores prácticas que puedes considerar:

  • Usa la técnica de listas blancas para la validación de los ingresos de usuarios, estas filtrarán intentos falsos o maliciosas, así como ingresos de configuración.
  • Asegúrate de que tu equipo de desarrolladores use métodos de ingreso con consultas parametrizadas para diferenciar entre formatos de código e ingresos de usuario solicitadas.
  • Restringe o limita los caracteres especiales en los campos de entrada.
  • Elimina los elementos y funciones que no son útiles en tu aplicación web para disminuir el número de vulnerabilidades.
  • Aplica parámetros de privilegio mínimo para permitir que solo los usuarios con los permisos debidos accedan a una cuenta o sección en tu aplicación web.

Pensamientos finales

Los ataques de inyección son una amenaza común, ya que la mayoría de las aplicaciones no validan los ingresos de los usuarios, esto le abre el campo de acción a los piratas informáticos para explotar servidores mal configurados y vulnerabilidades sin parches, lo cual se puede evitar con medidas preventivas adecuadas.

Ten presente que siempre será mejor prevenir que lamentar; por lo que tu empresa necesita usar listas de permisos, sistemas de privilegios mínimos y códigos seguros para crear aplicaciones web.

¿Cuáles son las consecuencias de una violación de datos?

¿Cuáles son las consecuencias de una violación de datos?

2022 ha demostrado ser el año en el que es imposible negar las consecuencias...

Read More
8 tipos comunes de registros DNS

8 tipos comunes de registros DNS

¿Qué es un registro DNS? Básicamente es un registro de un sistema de nombres...

Read More
Comparación entre Fuga de datos y Violación de datos

Comparación entre Fuga de datos y Violación de datos

Las fugas de datos y las violaciones de datos no son términos nuevos en...

Read More